Si tenemos la oportunidad de visitar Japón comprobaremos que los japoneses son flacos. Pero no por una falta de alimentos o porque pasen hambre sino porque la dieta japonesa es muy saludable. El índice de sobrepeso y obesidad en Japón es el más bajo entre los países desarrollados.

Es que la dieta japonesa tiene muchas ventajas sobre la dieta occidental. Podríamos aprender a comer mejor de los japoneses y así solucionar los problemas de sobrepeso que son tan comunes en estas partes del mundo.

Si observamos cualquier plato típico de la gastronomía japonesa nos damos cuenta de que se preparan con pequeñas cantidades de muchos ingredientes. Al contrario de los platos occidentales que se hacen con pocos ingredientes. En la variedad esta la riqueza.

Pin It on Pinterest